ES / EN

¡HOLA A TODOS!

Hola a todos! Espero que os guste mi nueva página web. En ella irán apareciendo noticias, fotos y muchas más cosas sobre mí. ¡Quién me iba a decir que tendría una página web cuando empecé a jugar a baloncesto a los cinco años en el colegio La Salle Mahón en Menorca!

 

Inicios

Mi abuelo fue entrenador y mi padre jugador en el mismo equipo en el que empecé a jugar. Recuerdo , como si fuese ayer, cuando mi madre y yo íbamos a ver jugar a mi padre. Me lo pasaba genial, deseaba que llegase el descanso del partido para poder saltar a la cancha para correr botando un balón e incluso intentar algún tiro, aunque la canasta estuviese muy alta para mí. De ahí viene mi afición por el baloncesto. Aunque al principio en el colegio compaginaba baloncesto y fútbol, siempre tuve claro que de mayor quería ser jugador de baloncesto. Unos querían ser astronautas, otros policías, bomberos, profesores, médicos... Yo quería ser jugador de baloncesto y sigo cumpliendo mi sueño.

A los 15 años, y después de muchos partidos y entrenamientos con mi equipo, y también de muchos piques sanos con mi hermano Iván, jugué un partido que resultó un punto de inflexión en mi vida. Jugábamos en casa del segundo mejor equipo de la liga, el Jovent Alaior, y teníamos a muchos jugadores lesionados. Conseguimos ganar el partido 105-117 y sin prórroga. Anoté 71 puntos y repartí 19 asistencias. Fue el partido que todo jugador sueña con jugar. Entraba todo, veía el aro como una piscina de grande y ganamos. Fue una alegría muy grande. A partir de ahí, fui seleccionado para la pre-selección española cadete. Aunque al final no entré en el equipo definitivo, fue una experiencia muy bonita. Gracias a eso, el Manresa se fijó en mí y pude fichar en el club.

Crecimiento en Manresa

De Manresa guardo muy buen recuerdo, a pesar de que el comienzo no fue fácil porque echaba mucho de menos a mi familia y amigos. Es duro irse a vivir solo cuando tienes 15 años. Maduré y crecí mucho como jugador y como persona, e hice muchos amigos que todavía conservo. Si no hubiese pasado por Manresa seguramente ahora no estaría donde estoy. Siempre les estaré agradecido. 

 

REAL MADRID, UN GRAN PASO

Después de cuatro magníficos años en Manresa me llamó el Real Madrid. Era una oportunidad única, un tren de esos que solo pasan una vez en la vida y que hay que coger. Defender esta camiseta es una responsabilidad muy grande. Para mí era un sueño que se hacía realidad, puesto que desde pequeño he sido del Real Madrid. Pasé de animar a mi equipo a través del televisor a defender la camiseta del mejor club del mundo. A los dos meses de aterrizar en Madrid ganamos la liga ACB en el campo del Barça. Fue increíble.

 

SELECCIÓN: ORGULLO Y RESPONSABILIDAD

Capítulo aparte merecen todos los veranos que pasamos con la selección. Es un orgullo y a la vez una gran responsabilidad defender la camiseta de tu país en cualquier competición. Somos una gran familia y eso se nota tanto dentro como fuera del campo. El poder compartir vestuario con una generación histórica de nuestro baloncesto y con algunos de los mejores jugadores españoles de la historia es para mí un honor y un privilegio.

 

 

VUESTRO APOYO ES INDISPENSABLE


No he hecho referencia a ninguna persona en particular durante este texto porque no me quiero dejar a nadie y ha habido muchas y muy importantes para mí en mi carrera, que me han ayudado muchísimo de una u otra manera y lo siguen haciendo. Ellos saben que les tengo un cariño especial y que siempre les estaré agradecido. 

Hoy en día, después de muchos años en el Real Madrid y de haber ganado todo lo que se podía ganar en un año perfecto, sigo con la misma ilusión y las mismas ganas que aquel niño de cinco años que empezó a jugar al baloncesto en su colegio. Muchas gracias a todos por vuestro constante apoyo. Vuestras muestras de cariño hacen que los buenos momentos sean increíbles y que los malos no sean tan malos. Gracias a todos! 

Sergio

En las
redes